Importancia de la ventana en un incendio

En estos últimos días, se han podido leer estas reseñas de incendios domésticos en los medios de comunicación:

· Londrés – 14/06/2017 – Espectacular incendio en Torre Grenfell con 79 muertos.
· Leganés – 03/05/2017 – Anciano rescatado inconsciente del incendio de su vivienda, por inhalación de humo.
· Madrid – 24/04/2017 – Espectacular incendio en la cubierta de un edificio en la Gran Vía.
· Málaga – 17/04/2017 – Un fallecido en incendio que obliga a vecinos a refugiarse en la azotea.
· Madrid – 13/04/2017 – Hospitalizada en estado crítico una anciana intoxicada en el incendio de su vivienda. El fuego sólo afectó a la cocina, pero el humo se propagó por toda la casa.

Hay que tener en cuenta que el 80% de las víctimas que provocan los miles de incendios que se producen cada año estaban dentro de algún edificio, siendo el 59% de las mismas mayores de 65 años. Y es que en muchos casos el fuego y los humos tóxicos hacen que sea imposible salir del interior del inmueble.

Según las estadísticas, productores de calor, electricidad, cigarros, fuego directo, fugas de gases y accidentes en cocinas encabezan las causas de los incendios domésticos por lo que hay que extremar las precauciones sobre todo en estas circunstancias.

Cabe destacar que la intoxicación por gases causa 2 de cada 3 muertes. Cuando se produce un incendio en una vivienda, el agente más peligroso para los habitantes de la misma y de los demás vecinos, suele ser el humo que se ocasiona con la combustión de los elementos que están dentro de la casa o en su envolvente. Por ello, hay que apostar en la construcción de los edificios por materiales incombustibles como aluminio, cemento, pizarra, ladrillo , teja, cerámica, yeso, … que no producen gases tóxicos.

Y es que no todos los materiales reaccionan igual ante el fuego. Los hay como por ejemplo el aluminio, que no emiten ningún gas ni sustancia tóxica, ni elementos volátiles, mientras que otros, como por ejemplo los plásticos, generan humos densos que contienen emisiones tóxicas debido a su composición química, que afectan a las personas que lo respiran, pudiendo ser causa de muerte, además de complicar las labores de rescate de los bomberos. También, su nula resistencia frente al fuego hace que los huecos se abran rápidamente, enriqueciendo la combustión con el oxígeno del aire entrante haciendo que los daños sean aún más devastadores.

Así, si juntamos esta beneficiosa característica del aluminio con otras como pudieran ser, luminosidad, esbeltez, aislamiento térmico y acústico, seguridad, etc., podemos afirmar que las ventanas de Aluminio con Rotura de Puente Térmico son la mejor y más segura opción para cerrar los huecos de nuestros hogares.

El este sentido, el portal www.ventanasypuertasdealuminio.es, impulsor de esta iniciativa, muestra en un experimento la reacción frente al fuego de tres tipos de materiales que se usan para fabricar ventanas y puertas. La de la izquierda es una ventana de PVC, la del medio una ventana de aluminioy la de la derecha una ventana de madera y todas se someten a una misma prueba de simulación de incendio con resultados bien distintos. El experimento quiere concienciar de la importancia de la elección de los materiales en los edificios.

Deja un comentario